sábado, 9 de noviembre de 2013

Tutorial de Twiddla

 Twiddla es una pizarra compartida que funciona a través de la web. Al no tratarse de un programa específico que tenemos instalado en nuestro ordenador y que tiene que salir a internet, no da problemas con los cortafuegos.
Para utilizarla es necesario crear una cuenta mediante registro, sin embargo, únicamente uno de los participantes en una sesión tiene que ser usuario registrados, pues el resto lo único que hacen es conectarse a una dirección que la web proporciona cada vez que creamos una sesión nueva.

El procedimiento es sencillo: el usuario registrado, que puede ser un centro, por ejemplo, inicia una sesión de pizarra e invita a participar en ella a otras personas. La forma de invitarles es mediante el sistema de correo que lleva el propio programa y que permite añadir contactos o, simplemente, comunicando la dirección que aparece en la barra de direcciones para que entren en ella. En el primer caso, los contactos recibirán un correo en su buzón en el que se les comunica la dirección de la sesión.
Si no estamos registrados como usuarios, podemos participar de una sesión pública, no exenta de visitas extrañas.
El entorno, además de una pizarra con numerosos útiles de escritura, texto, formas o multimedia, permite compartir otros elementos:
  • Podemos compartir cualquier archivo que tengamos en el ordenador: un documento de Word, una diapositiva de Power Point, una nota de Journal o un dibujo de ArtRage, sobre el que podremos hacer modificaciones, siempre sobre una imagen del archivo. Por ejemplo: subrayar en un documento, pintar sobre un dibujo...

  • Del mismo modo es posible compartir imágenes, fórmulas matemáticas...
El programa dispone de la posibilidad de usar un chat escrito o una conversación de voz para hablar mientras realizamos el trabajo en común.
Desde luego, podemos guardar el resultado de nuestra sesión.