martes, 3 de febrero de 2015

La videoteca en la red: Youtube



Fig.2.2. Videoteca de aula. Imagen del autor. Licencia CC (by-nc-sa)

¿Quién no ha utilizado alguna vez un vídeo de YouTube para apoyar un aprendizaje en clase? Lo hemos hecho tantas veces que ya sabemos algunas cosas:
  1. Si la red no va muy bien, es mejor traerlo descargado, mediante alguno de los muchos sistemas de descarga de vídeos (en esta página de Meritxell Viñas encontrarás eso y mucho más).
  2. Que es mejor descargar en casa que en el centro, a riesgo de colapsar la red escolar.
  3. Si no lo hemos descargado, lo dejamos cargando mientras hacemos otra cosa (es preferible ocultar la carga en el proyector, bien dejándolo en espera bien abriendo otra aplicación).
  4. Es mejor ver el vídeo en la PDI o, en su defecto, a través del proyector que en el ordenador de cada uno de los alumnos.
  5. Conviene que los alumnos puedan ver el vídeo, si es importante, también en casa, por eso hay que proporcionarles, al menos, el enlace a través de alguna vía como el correo.
  6. Es mucho mejor si lo embebemos en un blog o lo vinculamos a una red social a la que tengan acceso.
Sin embargo, YouTube es, probablemente, el servicio Web 2.0 más desconocido educativamente, empezando porque muchos desconocemos que existe un Youtube educativo en el que es posible registrarse y canales específicos de primaria, secundaria, ciencias, matemáticas... a los que es posible suscribirse. Pero hay otros muchos aspectos que, quizás desconozcamos:
  • Los vídeos pueden llevar subtítulos automáticos que, si bien no hacen maravillas en lo que a transcripción se refiere, pueden ayudarnos a comprender las imágenes con locución en, por ejemplo, ruso.
  • Que, como usuarios identificados, podemos crear listas de reproducción que incluyan varios vídeos y embeber la lista completa en un blog, por ejemplo, con lo que podríamos proporcionar a nuestros alumnos varios vídeos sobre un mismo tema con una sola inserción.
  • Que es posible crear, dentro de nuestra cuenta, canales temáticos donde incluyamos todos los vídeos que nos interesa utilizar en el aula sobre un contenido concreto.
  • Que podemos compartir con ellos, y de forma privada, vídeos, listas de reproducción y canales.
  • Que, además, es posible editar vídeos con YouTube, añadiendo transiciones, sonido de uso libre, otros vídeos o imágenes...
  • O que esa edición permite, incluso, insertar anotaciones, bocadillos, notas o subtítulos,
Lo que convierte a YouTube en una poderosa herramienta para la educación, por no hablar del innegable sitio que tienen los vídeos en el aula (que no forma parte des este curso) ni de la comodidad que supone no tener que andar siempre con el carro del televisor de pasillo en pasillo.
En el siguiente manual encontrarás la forma de hacer algunas de estas tareas y en la página que hemos comentado al principio podrás leer algunos trucos para la educación.
Manual de Youtube