miércoles, 6 de marzo de 2013

Desde Granada

Ayer tocó predicar en Granada, que aproveche:


Había mucho que contar y mucha prisa, así que lo siento por la pareja de simpáticas y eficaces traductoras de signos que tuvieron que seguirme como pudieron.